email: ecoescaramujo@gmail.com | llámenos gratis 965 161 189

EL ORIGEN DEL TRIGO

Han pasado gran número de generaciones desde los comienzos de la agricultura.

Entre los primeros alimentos seleccionados para ser cultivados, los yacimientos arqueológicos indican que los cereales estuvieron presentes de manera imprescindible entre la dieta de los precursores de la agricultura.

Desde las primeras variedades silvestres, hasta las más recientes variedades cultivadas, las semillas se han ido seleccionando según su resistencia a las condiciones y a los patógenos, abandonando aquellas variedades que producían una menor cantidad de semillas (granos de cereal) por espiga. Ello implica que las diferentes variedades no se seleccionaran, a priori, por su calidad nutricional.

Hay distintas variedades del trigo, algunas datan, cronológicamente hablando, de un origen más antiguo. Tal es el caso de la espelta y el Khamut. Variedades cuyo cultivo, afortunadamente, no se abandonó por completo y que a día de hoy están viviendo un resurgimiento.

Cultivado entre los áridos climas de montaña de Francia y Alemania, la espelta es una variedad de trigo altamente valorada, ya que presenta un menor porcentaje de gluten en sus semillas, así como un contenido más alto en vitaminas (del grupo B además de E), minerales y ácidos grasos omega 3, 6 y 9.

En la diétetica Escaramujo, encontrarás una gran variedad de productos elaborados con harinas de espelta y Khamut, panes, galletas, pastas…

No hay comentarios

Agregar comentario